lunes, 11 de mayo de 2009

crudo y muscari en cine vivo

columna :: perdido en la escena
Jamón Crudo – breve reseña y entevista a José María Muscari sobre la obra CRUDO de Mariela Asensio y José María Muscari
por Mariano Cerrutti

La obra CRUDO -que está en la recta final de sus funciones- se brinda en el teatro Picadilly los lunes a las 21:00 hrs, Av. Corrientes 1524, teléfono 4373-1900; se trata de una creación de la dupla Asensio Muscari, con Mariela Asensio en la dirección y dramaturgia, y el señor José María Muscari en la interpretación.



Puedo aventurarme a suponer que la obra -que se constituye como un unipersonal confesional auto referencial- cautiva de forma casi inmediata al espectador con un poco de humor, con música, con baile, con intervenciones del soporte audiovisual; pero no sólo con esto, sino también, y más profundamente con la presentación y relato de los temas que afectan al intérprete y el tratamiento personal que éste les da.
Estos temas personales, por otro lado, si bien es probable que hayan sido de peculiar crudeza en su origen, tamizados en el relato del intérprete, o de el de la obra en sí, aparecen más bien como un crudo elaborado, ya transformado por su interpretación (teatral y sensible) tal que se da la sensación de que el intérprete, y su personaje -que en este caso serían la misma cosa- se encuentran en un momento de transformación; como si en esta instancia que uno comparte con él, se mostrase dispuesto a encarar un número de desafíos sentimentales si no espirituales, y que uno se convierte como espectador en su confidente y garante.

Cabe notar, que si bien la obra goza la guía del intérprete en carácter de showman, no pierde por esto la clave confesional. Para una opinión de primera mano:

www.crudoteatro.blogspot.com

CineVivo: ¿Cómo describe el proceso que llevó a la concreción de la obra?

José María Muscari: Básicamente yo tenía ganas de actuar. Llamé a Mariela que además por esa época era mi vecina, además de mi amiga y le di unos textos demasiado auto referenciales, casi confesiones privadas sobre temas que me obsesionaban y le dije que quería hacer un unipersonal. Ella con eso armó algo nuevo, una obra que no había y ahí largamos a ensayar.

CV: ¿Cuáles fueron sus tiempos, sus motivaciones al comienzo y durante su elaboración?

JMM: Ensayamos tres meses, muy tranquilos, pero conscientes y pragmáticamente. Mariela es muy concreta, y yo también. Mucho de crudo se fue definiendo haciéndose, como la presencia de otras tres actrices que me acompañan fue algo que apareció en el trabajo no a priori.
Las motivaciones iniciales desde mí eran el deseo de actuar y de mostrar un lugar personal en la actuación, y ahora ya en funciones y entrando en la recta final de las mismas la motivación es que cada lunes sea un verdadero encuentro con quienes me vienen a ver.
CRUDO es para mí un verdadero momento de exposición con sensibilidad.
CV: ¿Es CRUDO un biodrama, es CRUDO un musical?

JMM:No, no es un biodrama. Un biodrama poetiza la vida de una persona real volviéndola ficción. CRUDO no es ficción, es vida real en formato teatral tomando elementos cibernéticos; toma elementos del musical, más moderno, no la idea de la “comedia musical”. Es más bien una explosión de pop teatral.
CV: Durante la función, el intérprete ¿se interpreta a sí mismo?

JMM: No me interpreto, simplemente soy; y me comparto, busco un lugar de conexión con la mirada externa que me de felicidad y que el teatro se cuele y aparezca como manifestación de estado.
CV: Si suponemos por un momento que existe una fuerte identificación entre el espectador y el espectáculo a lo largo de la función, ¿se podría justificar o refuta esta suposición?

JMM: Sí, hay una identificación total con temas muy universales que la obra –la vida de este ser, o sea yo- plantea: la paternidad, el amor, el enamoramiento, la insatisfacción, la familia, el ser hijo, el ser padre, las obsesiones con la comida, el valor de la imagen en la sociedad actual. Creo que la obra pivotea por muchos costados de identificación popular y logra en todas las personas sin distinción de rasgo, edad, sexualidad.
CV: ¿Qué lugar ocupa esta obra en la carrera del intérprete?

JMM: En mi carrera, ocupa un lugar personal; CRUDO no es una obra más, es una obra sobre mí y eso la singulariza. Es también la primera vez donde la responsabilidad casi total del espectáculo corre por mi cuenta como intérprete, y también es una experiencia de felicidad el encuentro con Mariela; yo nunca había sido dirigido por ella, y la experiencia fue genial. Me apena que termine y estoy muy contento con el recorrido de la obra, primero en el 2008 en NoAvestruz, luego una gira por el sur de nuestro país, en el verano de este 2009 una exitosa temporada en Mar del Plata, una gira internacional a San Pablo, Brasil y ahora dos meses existosos en la calle Corrientes en el Picadilly, más no puedo pedir.
CV: Si pudiera trasladarse el espectáculo a cualquier otro espacio posible ¿cuál sería ese espacio?

JMM: Cualquier lugar.
Creo que CRUDO es a prueba de balas.
En todo sentido.

© Cinevivo


LINKS RELACIONADOS

www.crudoteatro.blogspot.com

No hay comentarios: